jueves, 9 de agosto de 2012

Bear in tow


Dos lustros después de haber aprobado el Comité Olímpico Internacional el Bear in tow como deporte olímpico, tras muchos años como deporte de exhibición, vuelven a surgir voces discordantes con la decisión que en su día tomó el comité. El Bear in tow consiste en una carrera por diferentes superficies de 250 metros de extensión que realizan los atletas con sus maridos o mujeres a cuestas. Los primeros años la polémica salpicó a la prueba ya que se dio por hecho de que los hombres llevarían a cuestas a sus mujeres, algo que finalmente no sucedió en el cien por cien de los casos. Puntualmente, surgían mujeres que llevaban a sus maridos a cuestas y algunas consiguieron el tiempo mínimo en las preliminares. Esto obligó al comité a crear dos modalidades: Hombres que soportan a mujeres y mujeres que soportan a hombres. Pero poco tiempo después las asociaciones de gays y lesbianas se sublevaron ante la medida discriminatoria del COI y no fue hasta su segunda olimpiada cuando se crearon cuatro modalidades: Las mencionadas anteriormente y las de hombres que soportaban a hombres y mujeres que soportaban a mujeres. Cuando parecía que las aguas iban a calmarse, el comité de disciplina deportiva ha puesto en alerta al COI acerca de las parejas que se casaban o se hacían pareja de hecho, no por amor, sino por el simple de hecho de intentar llevarse una medalla en las Olimpiadas y así vivir del cuantioso premio que se otorgaban a los ganadores. Se han investigado a parejas cuyas residencias estaban en dos domicilios fiscales distintos y algunas que apenas se conocían en el momento de competir, lo que resultó sospechoso para los jueces. Por si tuviera poco trabajo, este año un atleta finlandés ha mandado una protesta formal quejándose del sistema de puntuación de la prueba, hasta día de hoy tradicional (el que primero llega, es el que gana), ya que según él “soportar a cuestas no tiene porqué ser una carga física, sino también una carga moral, y yo llevo soportando muchos años a mi esposa, con lo cual, no me cabe duda, merezco una medalla de oro”. La protesta ha sido secundada por parte de las diversas expediciones olímpicas y se dicen que hay más de quinientas firmas apoyando la petición de cambio. El comité tiene previsto pronunciarse sobre estos y otros temas relativos a la disciplina de Bear in tow en una rueda de prensa nada más acabar la competición de estos Juegos, dónde el  máximo favorito es el español Tomás Cansado, que lleva a su mujer alemana a cuestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada