miércoles, 29 de mayo de 2013

Niños jugando en la piscina

De pequeños, hermano, no sé si recuerdas, en la piscina siempre jugábamos a lo mismo. Se trataba de introducirnos bajo el agua y aguantar sumergidos el máximo tiempo posible, a ver quién salía más tarde. La práctica era temeraria, ya que solíamos hacerlo en la piscina de los adultos, que nos cubría por completo. Pero, aún así, confiábamos ciegamente en nuestra capacidad pulmonar y cada vez que emergíamos, encontrábamos un cuadro diferente, más para mí, incapaz de abrir los ojos debajo del agua. ¿Habría ganado yo o, por el contrario, me habrías derrotado? La práctica incorporaba cierta incertidumbre, ¿y si habíamos tentado en demasía a la suerte? Por fortuna, nunca sucedió nada extraño (salvo que unas veces ganábamos y otras perdíamos), quizás debido a nuestra propia inconsciencia, así que terminamos teniendo una fe inquebrantable el uno en el otro. Será por eso que, ahora que vivimos cada uno en una ciudad y hemos alcanzado la treintena como adolescentes que olvidan el fin de una etapa,  pienso que pese al temporal y que las aguas vengan turbias, saldremos siempre a la superficie. Y si no, tranquilo, te estaré vigilando.



 
* Texto que formará parte de la exposición "La Barcelona Vintage", de Juan R. Gamero, autor de la fantástica web www.rumorismotravel.com . Podrás ver la cartelería vintage y postales a partir del 1 de Mayo en la librería Altair de Barcelona. Esta "carta" figurará justo detrás de la postal que contiene la imagen que podéis ver en esta misma entrada.
* Otros escritores que participan: Jorge Carrión, Jordi Corominas o Miqui Otero. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada