jueves, 15 de septiembre de 2011

La ruleta de la fortuna.

Ya me he creado otra vida. Y van seis o siete, o quizá más, no lo sé, ya he perdido la cuenta. Lo único que sé es que los gatos se mueren de la envidia. He nacido y renacido en muchos lugares, a veces incluso en el mismo del que había partido. De pequeño me gustaba el Fénix porque eran de esos que volvían cuando menos te lo esperabas. Yo he vuelto y revuelto todo lo que había dentro de mí. Me he creído más que nadie y también menos que nada. Me he creído todo lo que he sentido y luego me he dado cuenta que lo mismo no era así. Será que algo de eso es la vida, un ser y no ser, unas incertidumbres que se sustituyen por otras, un renovarte para ser el mismo de antes. Quiera o no quiera siempre vuelvo al sitio de partida, a mi origen, a mis constantes vitales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada