sábado, 14 de enero de 2012

El tesoro

Cuando el pirata avistó cómo el sol y la brisa pactaban el día perfecto, y detuvo su vista sobre un albatros que revoloteaba por las astas del barco, y contempló su bandera ondeándose con enorme diligencia, y escuchó el griterío de los compañeros que no dejaban de tomar ron, y vio, finalmente, cómo unas cuantas mujeres deambulaban por el barco como si navegar no fuera solo cosa de hombres, se preguntaba si no habrían encontrado ya ese tesoro que andaban tanto tiempo buscando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada