viernes, 22 de julio de 2011

El cubo de Rubik

Cuando acertó a ordenar cada uno de los cuadrados, eran las manos las que se habían desestructurado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada