lunes, 11 de julio de 2011

El hombre sin fin

De tanto explorar sus límites, se fue difuminando hasta quedarse sin contorno y, suspendido en medio de todo y de nada, ni siquiera era capaz de reconocerse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada