jueves, 29 de diciembre de 2011

Cara a cara

El terrorista ensayaba el encuentro con el familiar del hombre asesinado enfrentándose a otra persona abatida, vacía, con mil porqués rondando por su cabeza, y que, después de todo, lo único que quería era aportar algo que desahogara tanto daño. Se miraba al espejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada