miércoles, 19 de octubre de 2011

La aventura de su vida

Le aconsejaron que, fuera donde fuera, estuviera orgulloso de la decisión tomada y no mirara atrás, pues no tenía sentido hacerlo. Lo comprendió mejor cuando, ya en el coche, el retrovisor le devolvía la ciudad siendo engullida por una inmensa nube negra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada