lunes, 14 de noviembre de 2011

Cadena perpetua

El preso, enamorado y no correspondido, sentía que le quedaba un poco más para salir de la cárcel y que, esta vez, la condena podría durarle toda una vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada