jueves, 24 de noviembre de 2011

La hora de la verdad

A la hora de la verdad, el mentiroso, viéndose rodeado de sinceros que parecían querer mirarle hasta el infinito, comprendió que no tenía nada que hacer por allí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada